CIGÜEÑA BLANCA

CIGÜEÑA BLANCA

Ciconia ciconia

DESCRIPCIÓN

Su plumaje es mayoritariamente blanco con negro en las alas, con las patas y el pico de color rojo.

Al ser un ave carnívora, come una gran variedad de animales, incluyendo insectos, peces, reptiles y pequeños mamíferos y aves.

La pareja construye un nido muy voluminoso en grandes árboles o en iglesias, en depósitos de agua, en chimeneas, etc. con ramas, detritus, papel y plásticos. La puesta es de 4 a 5 huevos blancos que ambos padres incuban unos 34 días. Los pollos, alimentados por la pareja, abandonan el nido a los dos meses.

Ocupa lugares variados y abiertos cercanos al hombre, como dehesas, regadíos y herbazales, evitando las zonas montañosas.

La especie se encuentra uniformemente distribuida por toda la provincia en forma de parejas aisladas y pequeños núcleos, excepto en dos grandes núcleos de población: en torno al embalse de Santillana (Manzanares El Real) y a lo largo de las vegas de los ríos Manzanares y Jarama. En el paraje denominado “Prado Herrero” dentro del PRCAM anidaron en 2013 más de 120 parejas. En zona urbana destaca la colonia de Alcalá de Henares, donde, tras una situación crítica en la que se temió por la desaparición de la especie en la ciudad (sólo 11 parejas entre 1986 y 1987), la población de cigüeñas ha ido en aumento hasta nuestros días, con un censo cercano a las 90 parejas.

En la región existen dormideros muy importantes como los existentes en las inmediaciones del vertedero de Valdemingomez y en las proximidades del acarretera A-3 a su paso por Rivas-Vaciamadrid y Arganda.